Journey to Wumu

Exhibition at Annely Juda Fine Art, London, 2012


In 2011 I spent two months in China hosted by Vitamin Creative space. For two weeks I stayed with Dongba shamans of the Naxi ethnic minority in the Yulong mountains, Yunnan province. These peasants have a painting practice which forms a part of their Dongba religion. Their practice involves making paper from a local species of daphne, which is then used as a support for paintings using their pictographic script, telling their religious stories and instructing the shamans in how to perform various rituals, which mediate relations between man and his half-brother, nature. During my stay, they taught me the process of making paper, from collecting the plants, processing the bark, to forming the sheets. They also taught me about other medicinal plants growing in the mountains that can also be used as dyes. While back in Beijing, I harvested and extracted Chinese Indigo that had been grown for me at Little Donkey Farm, an urban farm practising Community Supported Agriculture on the outskirts of the city. Here, Beijingers can experience the country life, and assure themselves of the safety of their food, by hiring their own patch to farm. Indigo, as well as being a Chinese traditional medicine, is the colour of the workers and the peasants in China (and indeed, in many other regions of the world). The traditional association of peasants with indigo was continued by Mao, with the ‘Mao suit’ or the Zhongshan suit. The suit worn by workers and peasants in the People’s Republic was indigo blue, while the army wore khaki and the party cadres wore grey.  The apron and cap typically worn by the Naxi women were indigo blue, and many of the older women still wore aprons and coifs made from indigo dyed cotton cloth. The younger women, however, wore polyester aprons and base ball cap synthetically dyed a royal blue as an echo of the indigo.

The research in China culminated in an exhibition in 2012 at Annely Juda Fine Art, with the Chinese artist Duan Jianyu, whose paintings deal with rural migration to the city. The works in the exhibition included paintings and objects constructed from paper which I made from fabric dyed with Chinese medicines, including indigo, and some Chinese Indigo plants which a grew from the seed collected at Little Donkey Farm. A publication, Cousins, with texts by the artists and Hu Fang, was produced to accompany the exhibition.

En 2011 pasé dos meses en China invitada por Vitamin Creative Space. Durante la estancia, me quedé dos semanas con dos chamanes Dongba de la minoría étnica Naxi en la montaña Yulong, la provincia de Yunnan. Estos campesinos tienen una práctica de la pintura que forma una parte de su religión Dongba. Su práctica consiste en hacer el papel de una especie local de dafne, que luego se utiliza como soporte para pinturas en que utilizan su escritura pictográfica, contando sus historias religiosas y para instruir a los chamanes en la forma de realizar los diversos rituales, que median las relaciones entre el hombre y su medio-hermano, la naturaleza. Durante mi estancia, me enseñaron el proceso de fabricación de papel, desde la recogida de las plantas y el procesamiento de la corteza hasta el prensado de las hojas. También me enseñaron acerca de otras plantas medicinales que crecen en las montañas, que también pueden ser utilizados como tintes. A mi regreso a Beijing, coseché y extraje índigo chino que cultivaron para mí en Little Donkey Farm, una granja urbana que practica agricultura comunitaria en las afueras de la ciudad. Aquí, los pekineses pueden experimentar la vida en el campo, y asegurarse de la calidad de los alimentos, mediante la contratación de su propia parcela para cultivar.

El índigo, además de ser una medicina tradicional china, es el color de los trabajadores y los campesinos en China. De hecho, la asociación del añil con ropa de trabajo también existe en muchas otras regiones del mundo, el ejemplo más evidente es la tela vaquera o denim. La antigua identificación de los campesinos con el añil fue continuada por Mao, con el código de colores del 'traje de Mao o el traje Zhongshan. El uniforme que fue usado por los trabajadores y campesinos en la República Popular era azul añil, mientras que el ejército llevaba de color caqui y los cuadros del partido llevaba gris. De vuelta en el pueblo de Wumu, el delantal y gorra típicamente usado por las mujeres de Naxi era azul, y muchas de las mujeres de más edad llevaban delantales y cofias hechas de tela de algodón teñido de añil. Las mujeres más jóvenes, sin embargo, llevaban delantales de poliéster y gorra de béisbol teñidos un sintético, más brillante, azul real como un eco del añil.

La investigación en China culminó con una exposición en 2012 en Annely Juda Fine Art, en conjunto con la artista china Duan Jianyu, cuyas pinturas tratan la migración del campo a la ciudad. Las obras de la exposición incluyen pinturas y objetos construidos en papel, que sede tela que había teñido con varias medicinas chinas, incluyendo el añil, flores pagoda, corteza amur, y raíz de rubia. También cultivé algunas plantas de índigo chino de las semillas recolectadas en Little Donkey Farm, y recreé el taller de teñido de añilque había tenido lugar un año antes en Beijing. Los participantes fueron invitados a recoger las semillas de las plantas para que el proceso se pueda repetir al año siguiente. Un libro, Cousins (Primos), con textos de los artistas y Hu Fang, fue publicado para acompañar la exposición.